martes, 25 de noviembre de 2008

¿la salida, por favor?

Después de mis últimas experiencias_traumáticas,
llego a la conclusión de que el único placer que encuentro
en una sala de cine es
el vacío_el desierto_la oquedad_el silencio
de los primeros minutos.

El encuentro de multitud de butacas libres en una mudez
con olor a moqueta limpia
es la única satisfacción que obtengo de una entrada de 5 euros (¡!).

Así que decido hacer_

_un llamamiento__________a mí misma_
para evitar la tentación de esa mínima complacencia
que, al fin y al cabo, me acaba saliendo cara
y, en realidad, no sacia mi insatisfacción cinematográfica_

_un ensalzamiento a la piratería, a los videoclubs cutres que,
con suerte, tienen algo decente,
a la búsqueda de clásicos polvorientos en las bibliotecas de barrio,
al préstamo que alguna amistad friki pueda hacerte,
al rescate de la colección VHS de mi madre
(ahora que vulevo a tener reproductor, ¡yuju!)_

_una apología de las copias malas de subtítulos ininteligibles,
de las grabaciones de sesiones golfas de Televisión_Española
con anuncios de dixan y cerebrín incluídos,
de las versiones de clásicos en blanco y negro
coloreados con un cromatismo chillón
y doblados por actores casposos,
_sin olvidar las descargas en las que se oye (y se ve) a la gente toser..._

Así que yo y_yo_misma invito
a cualquier amigo insatisfecho
a una mala, casera y barata_sesión,
porque dónde esté el buen cine
que se quite el placer de la sala vacía.

1 comentario:

cintu dijo...

yoooooo!!!! però haurà de ser al dezember! :) yuhu"