jueves, 1 de octubre de 2009

joan blanques, 15


1 comentario:

Maximo Parcial dijo...

Tu historia de la Sra. Bermejo me ha emocionado Sara, es asombroso la falta de humanidad que estamos viviendo en el momento actual... Cada día nos parecemos más a nuestros móviles y ordenadores... Pronto valdremos tanto como ellos...

Te invito a que des un paseo por el blog q comienzo, saludos